My Experience-

Confirm
Close
Casco Viejo Panama

Historia viva en el Casco Viejo de Panamá

Publicado Noviembre 13, 2019 en Categories Blog Destacadas Cultural Activities

La ciudad de Panamá tuvo más de una fundación. Originalmente fue erigida en 1519. Apenas 15 años después, se les sugirió a las autoridades la importancia de trasladar la población a un sitio más seguro. Así, año tras año, las recomendaciones continuaron hasta 1591. Y apenas un año después, Morgan y sus piratas arrasaron la ciudad y obligaron a la mudanza.

Un nuevo destino nacía con el mismo nombre, aunque a 8 km de distancia. El epicentro de esa nueva ciudad fue lo que hoy conocemos y disfrutamos como el Casco Viejo. A continuación te contamos algunas historias de nuestra ciudad, a través de algunas edificaciones o espacios emblemáticos que aún se pueden observar o visitar.

Los más emblemáticos e históricos edificios y espacios del Casco Viejo de Panamá son:

  1. Iglesia de La Merced
  2. El Arco Chato y el Convento de Santo Domingo
  3. Iglesia San José
  4. Plaza Bolívar
  5. Teatro Nacional
  6. Plaza de Francia
  7. Plaza de la Independencia
  8. El Palacio Presidencial

Iglesia de La Merced

Cuando esta ciudad aún estaba amurallada, lo primero que veías al traspasar la Puerta de Tierra era la Iglesia de la Merced. Es más, aunque la muralla fue derribada hace mucho, aún puedes disfrutar la iglesia pues se mantiene perfectamente en pie. Imagínate que eres un sastre o lavandera, que vives en el arrabal, que puntualmente ingresas cada día por el gran portón para desempeñar tus funciones en la ciudad amurallada.

La mejor historia de esta iglesia es que fue mantenida a salvo durante los saqueos de Morgan en la primera ciudad y luego la población trajo, ladrillo por ladrillo hasta el nuevo emplazamiento, convirtiéndose en una de las poquísimas iglesias en la historia del mundo, que se mudó a un nuevo emplazamiento.
Iglesia de la Merced Panama

Foto: Danelet 

El Arco Chato y Convento de Santo Domingo

El Convento de Santo Domingo, construido en 1678, fue uno de los primeros en ser fundados en la nueva ciudad. Fue asolado por dos incendios en el siglo XVII, que abatieron la torre y los interiores de la edificación. Pero se lograron mantener en pie los muros y arcos, en especial, el «Arco Chato» construido para soportar el coro de madera de la iglesia.

En el siglo XIX, luego de la independencia de España y la partida de los monjes del istmo, el edificio pasó a manos particulares y el solar de la iglesia, al igual que su claustro, albergó distintos negocios como panadería o taller de carpintería. A comienzos del siglo XX, este monumento volvió a tomar gran importancia poco antes de la construcción del canal ya que su sola existencia significaba que en Panamá no había exceso de actividades sísmicas. Actualmente se observan las ruinas de la fachadas y los arcos internos, así como una capilla, totalmente restaurada, que sirve como el Museo de Arte Religioso.

El arco original se derrumbó una noche de 2003, posiblemente como resultado de una exhibición de fuegos artificiales del día de la independencia. Fue reconstruido por un equipo de expertos internacionales.

arco chato iglesia santo domingo

Foto: Carlos Siu 

Iglesia de San José

La fama de esta iglesia se debe a la historia (¿quizás leyenda?) del altar de oro. Cuentan que este altar fue salvado durante el saqueo de los piratas en la ciudad original por un cura muy astuto que lo pintó de negro para confundir a los saqueadores. Tiempo después, los pobladores trasladaron el altar a la nueva ciudad. Está abierto a visitas.

Iglesia San joseFoto: Guisepitt 

Plaza Bolívar

En 1821, Panamá se independizó de España. La plaza lleva su nombre en honor de Simón Bolívar, el gran libertador americano quien consideraba Panamá como la capital del mundo. El edificio de mayor significación de esta plaza es el Palacio Bolívar (actualmente funciona como el Ministerio de Relaciones Exteriores).

El Palacio es el sitio del famoso congreso de 1826 organizado por Bolívar para discutir la unificación de América Latina. Es posible ingresar al edificio y, con algo de suerte, observar no solo sus alrededores, sino darle un vistazo a las actas originales del congreso.

 

Foto: Esthersita05 

Teatro Nacional

Construido sobre las bases del antiguo Convento de las Monjas de la Concepción, el Teatro Nacional fue diseñado por el italiano Giuseppe Ruggieri en 1908. Aunque no haya sido parte de ningún evento histórico nacional de elevada trascendencia, vale la pena conocerlo por su belleza y la de sus frescos, pintados por el célebre panameño Roberto Lewis.

teatro nacional panama

Foto: Jasmy 

Plaza de Francia

La voluntad de crear un canal a través de Centroamérica cobró nuevos bríos en el siglo XIX. Fue Francia, el país que dio el primer paso. Después de muchas idas y vueltas, las obras se iniciaron en 1881. Los obstáculos fueron muchos. Desde los accidentes de terreno hasta los feroces brotes de malaria y fiebre amarilla.

Además, las cifras anticipadas en los presupuestos, no se ajustaron a la realidad. Finalmente, el llamado Canal Francés, no se pudo realizar. Las pérdidas económicas fueron multimillonarias. Eso sin contar las pérdidas humanas. Diez mil franceses dejaron sus vidas en el istmo.

La Plaza de Francia fue erigida entre 1921 y 1922 como un homenaje de Panamá a los miles de trabajadores franceses caídos.

plaza de francia

Foto: Rodolfo Aragundi

Plaza de la Independencia

En esta plaza, Panamá declaró su separación de Colombia el 3 de noviembre de 1903. Aquí, hay varios puntos de referencia notables. Empezando por la Catedral Metropolitana, recientemente restaurada. Quizás el más especial y cargado de significados es el Museo del Canal Interoceánico.

En el principio albergó a las oficinas de la Compañía del Canal Francés, luego fue la sede de la oficina de Correos y Telégrafos de Panamá. En la actualidad mantiene una exposición permanente alrededor de la historia del Canal de Panamá.

A su lado, se encuentra el Palacio Municipal, un bello edificio neoclásico sin excesivas atracciones, aunque posee un cuadro con el primer mapa de la ciudad de la nueva ciudad de Panamá y vestigios de la Puerta de Tierra.

plaza de independencia panama

Foto: Isaías Montilla

El Palacio Presidencial

En los comienzos de la nueva ciudad, un oidor (administrador) se mandó hacer una mansión con una vista espectacular a la bahía. Un calamitoso incendio convirtió la casa en cenizas. Años después, luego de proclamarse la independencia de España en 1821, Panamá se adhirió a la República de Nueva Granada (Colombia, Venezuela y Ecuador). En 1875, la casa que se había quemado fue reconstruida en forma de palacio, para convertirla en la residencia para los Gobernadores y en ocasiones Presidentes de Estados Soberanos que hubo en Panamá.

Hacia el 3 de noviembre de 1903 (fecha de nuestra separación de Colombia) se convirtió en la sede oficial como Palacio Presidencial, de todos los mandatarios panameños. Posteriormente, en 1922, se añadió al palacio, un obsequio vivo, recibido por el presidente Porras. Se trataba de un par de garzas, aunque la idea era que este número correspondiera al de las provincias panameñas. Por eso, hoy, las garzas son diez. Las garzas despliegan libremente su gracia en el patio principal del palacio, convirtiéndose en un símbolo de la residencia presidencial. Por eso, el edificio también se conoce como Palacio de las Garzas.

Grandes acontecimientos se han celebrado en Palacio, como la muy sonada visita oficial de la Reina Elizabeth II de Inglaterra, celebrada con gran banquete de Estado, para conmemorar los 50 años de vida republicana.

palacio de las garzas

Foto: VRB