My Experience-

Confirm
Close
diablos y congos

Festival de Diablos y Congos de Portobelo

Publicado mayo 27, 2019 en Categories Blog Destacadas Cultural Activities

Podría afirmarse sin mayores dudas que Panamá es tierra de diablos. Sus raíces y expresiones folklóricas están plagadas de una auténtica multiplicación de estas divertidas y temibles criaturas. De las muchas familias de diablos, presentes en la cultura panameña, los diablos de Portobelo están entre los más espectaculares y expresivos.

diablos y congosDiablos de Portobelo por Paola Montilla

La herencia cultural de los Diablos y Congos

Durante el juego local de Diablos y Congos, funcionan como emblema del mal y representan a los colonizadores. Mientras los congos, sus contrapartes en el juego, encarnan a los negros cimarrones, antiguos esclavos que escaparon de sus opresores y que mediante toda clase de artimañas evitan ser capturados por los diablos.

Este enfrentamiento entre congos y diablos tiene su máxima expresión durante los carnavales panameños, pero además ha encontrado un espacio de privilegio cada dos años, durante el emocionante Festival de Diablos y Congos. El evento nació como una iniciativa de la población portobeleña para preservar y divulgar sus rituales y costumbres.

Originalmente se trató de una competencia que ponía a prueba la destreza expresiva de los diablos y la originalidad de sus disfraces. En la actualidad se trata de un evento enorme en el que participan diablos y congos, junto a músicos, bailarines y cantantes, quienes proyectan sus habilidades expresivas en medio de la exhuberante naturaleza de Portobelo y sus ruinas cargadas de historia y belleza. Es una fiesta de intercambio placentero, convivencia y expresividad intensa, que permite disfrutar una cultura que recientemente fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

diablos y congosCongos de Portobelo por Elsie Muñoz

El pasado colonial de Portobelo

Portobelo es un pueblo ubicado en la costa atlántica del istmo de Panamá. Fue descubierto  y bautizado por Cristóbal Colón en su cuarto viaje, el 2 de noviembre de 1502. Allí se almacenaba todo el oro que se extraía en las colonias españolas en Sudamérica y en pocos años se convirtió en un bullicioso y muy activo espacio de intercambio comercial.

En las famosas ferias de Portobelo se intercambiaban mercaderías peninsulares por metales preciosos peruanos. Así, Portobelo, durante la colonia, se convirtió en relevante epicentro comercial, al que llegaba anualmente una activa población flotante.

Por ello fue atacada varias veces, principalmente por corsarios ingleses. La primera incursión  (1596) a cargo de Francis Drake, sucedió un año antes de la fundación oficial de la ciudad. Drake enfermó de disentería durante esa campaña y murió el 7 de febrero de 1596 cuando su flota entraba en la bahía de Portobelo. Sus restos fueron arrojados al mar de la bahía portobeleña en una caja de plomo. Allí permanecen hasta hoy.

Años más tarde el célebre corsario Morgan también tomaría Portobelo.

En 1738 se celebró la última feria de Portobelo. Un año más tarde Edward Vernon se presentó con sus seis navíos de guerra frente a la ciudad y la hizo rendirse sin gran dificultad. Luego se dedicó a destruir sistemáticamente todas sus defensas, demoliendo los fuertes y echando al mar los cañones. El Portobelo hispánico, el viejo terminal de los galeones, había dejado de existir.

diablos y congosDiablos de Portobelo por Paola Montilla

Visita Portobelo

Pero además de su fabulosa historia y maravillosas tradiciones expresivas, Portobelo te ofrece una gran oferta hotelera. De ella, tenemos que destacar El Otro Lado. Se trata de un lujoso hotel boutique situado en la bahía de Portobelo. Allí se integran diseño, naturaleza, cultura y belleza, proporcionando experiencias extraordinarias a sus huéspedes.

Está perfectamente integrado a la cultura local a través de la Fundación Bahía de Portobelo, que proyecta diversas instancias culturales, como la Escuelita del Ritmo, la Casa de la Cultura Congo, la Galería de Arte y el Taller de Carpintería. Los huéspedes pueden participar, sumergiéndose en la vivacidad, el color, la sensualidad y el ritmo de las experiencias culturales que ofrece la cultura conga, a través de la fundación.

El Otro Lado está ubicado en el Parque Nacional Portobelo, que se extiende por una superficie de 35,929 hectáreas en medio de una reserva natural. El parque posee extensas áreas verdes cubiertas de bosques, montañas y senderos; además de las ruinas de fortificaciones españolas del siglo XVII, también declaradas patrimonio cultural por la UNESCO.

diablos y congosCongos de Portobelo por Elsie Muñoz

 

*Portobelo está a poco más de una hora viajando desde la ciudad de Panamá por carretera.

*El Festival de Diablos y Congos se realiza bianualmente. Se recomienda verificar las fechas con anterioridad.